Inicio / Recetas / Recetas económicas de Rosie Sykes con frambuesas | Alimento

Recetas económicas de Rosie Sykes con frambuesas | Alimento

RLas frambuesas son una fruta de verano de primer nivel que están en su mejor momento (y más baratas) entre junio y octubre. Parte de la familia de las rosas, tienen un sabor fragante y agridulce y una textura suave, con el crujido de las pepitas justo al final. (Mi muy inteligente amiga heladera, Kitty Travers, incluso hace una deliciosa y refrescante bebida de verano con las pepitas que filtra de sus creaciones de frambuesa). Por supuesto, se pueden comer crudas con crema y funcionan bien en una multitud de postres, pero también son fantásticos para hornear, porque, cuando se cocinan, adquieren una hermosa nota floral. Las frambuesas congeladas tienen un buen valor y están fácilmente disponibles durante todo el año, y funcionarán igual de bien en la mayoría de las recetas.

Enlace Patrocinado

Rebanada de crumble de avena y frambuesa (en la foto de arriba)

Esta es una de mis recetas más horneadas. También es versátil, por lo que puede cambiar la fruta a casi cualquier cosa que desee; use harina sin gluten, si es necesario, y una nuez o aceite vegetal o un producto para untar a base de plantas para que sea vegano. Me gusta una rebanada con una taza de té, o recalentada y servida tibia con crema o natillas para un budín rápido; también son útiles para llevar al parque.

Deberes 5 mil
Cocinar 50000
Sirve 8-10

Enlace Patrocinado

180g de mantequilla
200g de avena
200g de harina
150 g de azúcar moreno suave y claro
100g de almendras laminadas
o cualquier otro fruto seco o semilla de tu elección y/o que se ajuste a tu presupuesto
250g de frambuesas

Enlace Patrocinado

Caliente el horno a 190C (ventilador de 170C)/375F/gas 5 y derrita la mantequilla en un molde para hornear de 25 cm x 30 cm.

Mezcle la avena, la harina y el azúcar en un bol, haga un hueco en el centro, luego vierta la mantequilla derretida y mezcle hasta que todo se una. Cubra el molde para hornear con papel resistente a la grasa, luego presione dos tercios de la mezcla de avena; asegúrese de empujarlo bien hacia abajo, para que se mantenga unido como una masa. Hornear durante unos 15 minutos, hasta que estén doradas.

Mientras tanto, mezcle las almendras con la mezcla de avena restante. Una vez que la base esté cocida, esparza las frambuesas por encima, empújelas un poco hacia abajo con un tenedor, luego esparza sobre la mezcla de avena restante y extiéndala para cubrir; está bien si alguna frambuesa extraña se asoma aquí y allá.

Hornee por otros 20-25 minutos, hasta que la parte superior esté dorada y las frambuesas estén suaves. Retirar, pasar el molde a una rejilla y dejar enfriar. Una vez que esté completamente frío, saque el pastel de la lata y córtelo en cuadrados; se mantendrá en un recipiente sellado durante tres o cuatro días.

Poke cake de frambuesa, lima y coco

Pastel de frambuesa, lima y coco de Rosie Sykes.
Una trinidad feliz: el pastel de frambuesa, lima y coco de Rosie Sykes.

El poke cake, un invento estadounidense de la década de 1960 para promover las ventas de gelatina, es una forma brillante de combinar varios sabores. Un pastel simple se «pincha» con el mango de una cuchara para crear agujeros en los que se vierte otro sabor y finalmente infunde el pastel. El coco, la frambuesa y la lima son una trinidad especialmente feliz. Para hacer esto vegano, reemplace la leche con una alternativa a base de plantas.

Deberes 10 mil
Cocinar 1 hora
Sirve 8

para el pastel
120 g de coco deshidratadomás 1 cucharada extra para el glaseado
200 ml de leche de coco en lata
100 ml de leche entera
(o una alternativa a base de plantas)
jugo de ½ lima
300 g de harina leudante
250 g de azúcar en polvo
75ml de aceite

Para el ‘golpe’
200 g de frambuesas
1 cucharada de azúcar

para la guinda
Zumo y ralladura finamente rallada de ½ lima
15 ml de leche de coco en lata
100 g de azúcar glas

Calentar el horno a 190C (ventilador de 170C)/375F/gas 5, y forrar un molde para pan de 900 g o un molde cuadrado o redondo de 20 cm con papel vegetal. Mientras se calienta el horno, ponga la cucharada extra de coco deshidratado para el glaseado en una fuente de horno pequeña y tueste en el horno; sin embargo, vigílelo con cuidado porque cambiará de color con bastante rapidez. Una vez dorado, mezclar el coco tostado con la ralladura de lima y reservar.

Agite bien la leche de coco en su lata, mida 200 ml en un tazón y mezcle la leche entera y el jugo de lima; se espesará un poco.

Bate la harina, 120 g de coco deshidratado y el azúcar extrafino en un bol grande para deshacerte de los grumos e introducir un poco de aire. Mezcle el aceite en la mezcla de leche de coco. Haga un pozo en el centro de los ingredientes secos, luego vierta los húmedos y doble para combinar, no mezcle demasiado. Verter la masa en el molde forrado y hornear durante unos 45 minutos, hasta que al pinchar con un palillo o palillo, éste salga limpio.

Mientras se cocina el pastel, haz el poké de frambuesa: pon las frambuesas, el azúcar y un par de cucharadas de agua en una cacerola pequeña, tapa y cocina hasta que las bayas colapsen y su consistencia sea como una mermelada líquida. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Cuando el bizcocho esté horneado, pasar el molde a una rejilla y, una vez enfriado, pincharlo con el mango de una cuchara de madera para que llegue a la mitad del bizcocho. Vierta la mezcla de frambuesas de manera uniforme sobre el pastel, extendiéndola para que entre en todos los agujeros, luego déjela reposar hasta que se haya absorbido por completo.

Mientras tanto, hacer el glaseado: poner 15 ml de leche de coco y el jugo de media lima en un bol, batir hasta que la mezcla espese un poco, luego agregar el azúcar glas poco a poco, hasta que el glasé tome una consistencia espesa y lloviznante. Saque el pastel enfriado de su molde, haga zigzag con el glaseado sobre la parte superior, de modo que las frambuesas aún sean visibles, y termine con una pizca de ralladura de lima y el coco tostado.

  • Rosie Sykes es chef y escritora gastronómica. Su próximo libro, Hasta el último bocado: 70 recetas para ahorrar tiempo, dinero y recursos, será publicado por Quadrille el próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *